CARTA DE DESAHOGO

CARTA DE DESAHOGO

20-40 minutos

Uso individual

Combinar con:

Desahogarse es aliviarse de algún problema o preocupación explicándoselo a otra persona, o realizando alguna tarea. Constantemente contamos a las personas que tenemos cerca nuestros problemas: que si la cuota de autónomos es muy alta e inflexible, que el apoyo técnico, emocional y económico para el emprendimiento es escaso, que las guarderías son carísimas, etc. Pero ¿hacemos esta reclamación de manera inteligente e informando a las partes implicadas?

La Carta de Desahogo es una texto tipo que puedes utilizar para manifestar tu descontento como emprendedora a las instituciones responsables y competentes en defender, cuidar y facilitar un ecosistema emprendedor sostenible. Es decir, un modelo de carta para que traslades tus quejas a quienes realmente podrían hacer algo por mejorar tu situación. El formato de carta así como las diferentes propuestas y reclamaciones que hemos recogido en la encuesta a más de 130 personas emprendedoras, te servirán de base para enviar tu propia Carta de Desahogo. Es además un ejercicio de inteligencia colectiva, una forma de inteligencia que surge de la colaboración y concurso de muchas personas para que nuestra voz no se quede perdida. Reclaim the LiFE!

Cuando lo necesites. Aunque se recomienda hacerlo al menos una vez, dirigiéndote a cada persona competente y representante de las instituciones que te ocupan. Envíala cuantas veces te haga falta, si ha habido un cambio político y si las personas a las que se la dirigiste anteriormente han sido destituidas.

También puedes enviar varias cartas de forma persistente si no has recibido respuesta o no estás satisfecha con el trato recibido.

  • Ordenador (versión digital)
  • Papel, sobre y sello (versión analógica)
  • Complicidad colectiva y corresponsabilidad
  • Asertividad, elegancia y creatividad para redactar la carta
  1. En primer lugar reflexiona sobre la reclamación que vas a realizar. El motivo o motivos por los que necesitas desahogarte. Escríbelo todo en un papel. En el anexo encontrarás un modelo de carta a las administraciones, que hemos elaborado con la batería de propuestas recogidas por las emprendedoras que participaron en el informe diagnóstico.
  2. Decide a quién vas a dirigir la carta. Infórmate del nombre de esa persona, su cargo, la institución donde trabaja y su dirección postal o digital.
  3. Coge la Carta Desahogo tipo facilitada y modifica lo que creas conveniente. Revisa bien la ortografía y sintaxis.
  4. Envíala, vía mail o correo ordinario. En cualquier caso no olvides firmarla. También puedes valorar entregarla en mano con acuse de recibo.
  5. Sigue su recorrido hasta que respondan algo y si lo ves conveniente, vuelve a reclamar. Todos los cargos públicos están en la obligación de atender a la ciudadanía. Exige tus derechos, siempre que sea necesario.
  6. Comunica en tus redes sociales que has enviado la Carta de Desahogo. Moviliza y anima otras personas emprendedoras que lo hagan.

Hacerla en grupo sincronizando el envío. Aconsejamos que cada carta vaya a título individual y nominal, pero puedes animar a otras colegas, bien sean de tu equipo o del grupo de personas emprendedoras con las que te sientas un mayor vínculo. La unión hace muchas veces la fuerza y, tal vez, un envío multitudinario consiga un impacto mayor.

Creatividad para adjuntar otras pruebas. Puedes añadir a la carta otros elementos o pruebas como recortes de periódicos, facturas o una copia de tu contabilidad o proyectos de referencia que se llevan a cabo en otras ciudades o países.

Prueba con una reunión. Si te sientes con fuerza da un paso más y solicita una reunión presencial con esa persona. Quizás te conviertas en la persona que ayudó a cambiar la cuota de autónomos de tu país. ¡Imagínate! Prepara bien esta reunión con antelación. Puedes utilizar la herramientas Power Play para esta aventura. ¡Suerte!

otras Herramientas