Coctelera AutonóAMA

Coctelera AutonóAMA

2-3 horas

Individual

Combinar con:

El deseo de ser madre no es universal pero, si lo tienes, algo habrá que hacer con él. En caso de que quieras ser madre, lo tengas ya todo planeado, decidido y ya sólo sea cuestión de tiempo, óvulos y espematozoides, aquí tienes la Coctelera AutónoAMA. Te ayudará a mezclar diferentes ingredientes para lidiar con los sentimientos de culpa, de sobrecarga, de supuesta marginalidad, de inferioridad de condiciones… que a veces asaltan a las mujeres que quieren cuidar a sus criaturas, vivir su maternidad de forma absoluta y ser al mismo tiempo emprendedoras o trabajadoras autónomas plenas, desde su inteligencia y experiencia de vida.

Cuando hayas decidido ser madre prueba la Coctelera AutónoAMA.

Una vez realizado tu Cóctel, utilízala cuando la necesites.

  • Conciencia de que ser madre y autónoma va a ser una carrera con algunos obstáculos
  • Mente abierta
  • Una coctelera, una jarra o un recipiente donde puedas verter líquidos
  • Una cuchara
  • Agua
  • El listado de afirmaciones autonomágicas impreso en letra grande y clara.
  • Una etiqueta autoadhesiva, y un rotulador para indicar la fecha y tu nombre
  1. Colócate tranquila en una habitación agradable donde puedas estar sola. Siéntate en una mesa frente a la Coctelera AutónoAMA o recipiente para mezclar y ten a mano el agua y la cuchara.
  2. Repítete a ti misma, tantas veces como necesites, que el deseo de ser madre y ser emprendedora no debería estar reñido.
  3. Una vez sientas que lo tienes bien interiorizado, lee en voz alta, para ti, el listado de afirmaciones autonomágicas y, con cada una de ellas, vierte una cucharada de agua en tu coctelera.
  4. Después de haber leído todo el listado y haber vertido la última cucharada de agua, cierra y agita, revuelve enérgicamente. Guarda el preparado en la nevera, o en un lugar fresco donde pueda conservarse mucho tiempo. Etiquétalo con tu nombre y la fecha. (Ej: Cóctel de Maite. Preparado el 15 de septiembre de 2018).
  5. Bébete un buen trago de esta pócima cada vez que lo necesites, cuando sientas que tu seguridad se tambalea.

Hay una coctelera en la nevera de tu oficina. De pronto, en la cocina de la oficina, una compañera ha dejado preparada su Coctelera AutónoAMA. Tú sabes que las mujeres que trabajan y tienen hijos, que trabajan y cuidan a sus padres, que trabajan y estudian, que trabajan y ponen lavadoras… ostentan un saber activo, transformador y quieres apoyar a tu colega. En tu opinión ella, como todas, merece componer su propio proyecto biográfico con condiciones únicas y particulares. Si este es tu caso, si tienes a alguna mujer así cerca, exprésale tu apoyo, comenta con ella que tiene todo tu respeto, y que esperas aprender de su esfuerzo por conocer y transformar el mundo. Dile que puede contar contigo para que esta experiencia sea gozosa y placentera. Lleva pañuelos de papel, por si se os escapa alguna lagrimilla.

Invita a tus colegas. Comparte los poderes del brebaje de tu Coctelera AutónoAMA con las personas con las que trabajas o colaboras. Ofréceles un trago y aprovecha para poner sobre la mesa que has decidido ser madre, traer gente al mundo, acompañar y cuidar a personas recién nacidas durante el tiempo que necesiten tus cuidados. Comenta que en tu opinión, las mujeres emprendedoras o autónomas y madres o cuidadoras entrelazan la producción de cosas y con la reproducción propia de la vida; que saben mejor que muchos lo que es el trabajo; saben de qué se trata y cómo se hace, y llevan a un tipo de trabajo la capacidad madurada en el otro (lo que aprendes produciendo, lo aplicas reproduciendo, y viceversa). Brindad.

Ni más ni menos. Nadie es mejor que nadie, pero como tradicionalmente a las mujeres, la capacidad de reproducir nos ha colocado en muchas ocasiones (demasiadas) en una posición de inferioridad respecto a nuestros colegas trabajadores hombres, cada vez que tengas sed y te vayas a pegar un buen trago de la pócima de tu Coctelera AutónoAMA, puedes reforzar su efecto con un aperitivo. En un plato de papel escribe la siguiente afirmación: “Ser mujer emprendedora/autónoma y madre/cuidadora, es una doble experiencia muy valiosa, que me proporciona un doble saber precioso. No puedo permitir que sea un síntoma de minoría, desventaja o carga dolorosa”. Sírvete en ese plato tu sandwich favorito o tu fruta fetiche. Cómetelo rumiando el texto del plato.

Alternativas al agua. Por supuesto que no tiene porqué ser agua. Puedes preparar tu mezcla con las bebidas que elijas teniendo en cuenta a) que sea una bebida que te guste, ya que seguramente, tengas que pegarte algunos tragos habitualmente, b) que sea un líquido que se conserve bien – aunque puedes volver a prepararte la bebida con las afirmaciones autonomágicas tantas veces como te apetezca o necesites-, y c) si estás embarazada recuerda que es desaconsejable beber alcohol.

otras Herramientas