LOS ECUALIZADORES

LOS ECUALIZADORES

1-2 horas

Uso colectivo

Combinar con:

En todo proceso de cooperación hay una serie de aspectos intangibles e invisibles, vinculados a los valores, a los principios éticos, la cultura propia, los condicionantes (preferencias y líneas rojas) que trae consigo cada una de las partes implicadas. Estas cuestiones son difíciles de trabajar, ya que tienen que ver con fundamentos personales y sociales que se dan por supuestos, se sobrentienden y casi siempre, al final, se desatienden. Son puntos difícilmente objetivables (como las ganas de hacer dinero que tiene cada una, el sentimiento de inferioridad que puede traer alguna de las personas implicadas o las autoexigencias que están en juego) que resulta incómodo explicitar y casi imposible ponderar.

Los Ecualizadores es una herramienta para trabajar esto de manera sencilla y visible. Una forma de encontrar la frecuencia en la que podemos cooperar en armonía, que se presenta como un ejercicio previo altamente eficaz si se utiliza en las primeras fases de cualquier proceso de colaboración. Gracias a Los Ecualizadores, con tu equipo o tu grupo de trabajo, podrás hablar claramente sobre aspectos intangibles, intentando objetivarlos, identificando puntos de acuerdo y desacuerdo, y sacando espacios de negociación y confluencia. Entre todas podréis comprobar en qué punto estáis, si sois más parecidas de lo que creéis,  o más diferentes de lo que pensábais.

En el momento previo a definir un proyecto. Cada vez que vayas a poner en marcha un proceso de colaboración, a desarrollar un proyecto común entre varios agentes.

También es útil si el proyecto ya ha comenzado y están surgiendo conflictos que sospechamos que pueden venir de no visibilizar estos aspectos.

  • Ficha de Los Ecualizadores impresa a tamaño Din A3 o superior (varias, si el grupo es grande y se reparten en subgrupos)
  • Alternativa manual: crea un ecualizador tuyo propio en el suelo, o en una pared, delimitando las cajas con cinta de carrocero y utilizando piezas para poder ecualizar
  • Sensatez y generosidad a la hora de proponer tus intangibles. Exprésalos y compártelos
  • Un reproductor musical para escuchar una melodía o canción elegida
  1. Una de las personas participantes se encarga de explicar la herramienta, situar el proyecto y recoger las dudas y preguntas de las otras.
  2. Cada participante elige una o varias cuestiones relacionadas con estos     aspectos intangibles, que quiere que sean tenidas en cuenta o estén     presentes en el proceso de cooperación.
  3. Se identifican binomios en torno a cada uno de los aspectos (Ej.:  abierto / cerrado) y quien ha propuesto cada uno de ellos sitúa en principio el ecualizador.
  4. A partir de ahí se pueden mover los ecualizadores, se conversa sobre ellos tratando de llegar a una posición común o explicitar desacuerdos. Juega a ecualizar, modular y encontrar la frecuencia en la que podéis trabajar en armonía.
  5. Acordad finalmente una frecuencia común para cada aspecto. Un grado de importancia que este aspecto tiene para desarrollar el proyecto explicitando porqué es importante y cómo se va a hacer tangible durante el proceso.
  6. Dibujad la melodía a partir de la frecuencia  acordada. Para cada aspecto situad un punto en la banda que representa el volumen (importancia) de cada uno de ellos. Unid los puntos y… ¡ya tenéis vuestra melodía!
  7. Para terminar, pincha la canción que previamente habíais elegido como Hit del proyecto y sube el volumen. ¿Bailas?