• Es
  • Eu
  • Vivir, Cuidar y Cobrar: tres marcos desde los que cocrear

    Artículo editado por: Alba Mendoza Moreno (en sus prácticas con ColaBoraBora como alumna del Máster Universitario en Economía Social y Solidaria UPV/EHU)

    ¿Qué será el CuidaGo!? ¿Cómo funciona un Nadómetro? ¿Para qué sirve el Exprimilán?

    Entre el 3 y el 10 de mayo ha tenido lugar, en el Hi!Plaza de Harrobi Plaza, el laboratorio de co-creación de SosteVIDAbilidad con el fin de diseñar (utilizando metodologías colaborativas) herramientas, trucos y/o remedios que ayuden a personas en procesos de emprendimiento a compaginar el sostenimiento de la vida y los cuidados con la exigencia de horarios, disponibilidad y flexibilidad que el emprendimiento requiere.

    Un top manta de técnicas creativas

    El espacio ha estado abierto a toda aquella persona que quisiera acercarse, conocer y/o aportar. Partimos de un estudio de diagnóstico que se ha realizado en la Fase 1, en el que se recogen las prácticas cotidianas de personas emprendedoras, interesadas en  promover procesos de emprendizaje más inclusivos y sosteVidables, es decir, que pongan la vida en el centro. Un estudio que se ordena en torno a tres ejes principales: VIVIR, CUIDAR y COBRAR, que han servido como marcos temáticos desde los que trabajar en el laboratorio.

    Por las mañanas, se han llevado a cabo sesiones dinamizadas de co-creación entre personas y agentes que de una u otra manera están inmersas en procesos de emprendimiento. Cada sesión ha correspondido a cada uno de los marcos. Se han desarrollado en un ambiente abierto, relajado, creativo y amable, y aplicando diferentes técnicas metodológicas innovadoras. Siguiendo pautas concretas de trabajo colaborativo (como la exigencia 0, pensar desde lo personal para actuar en lo global o evitar perjuicios entre otras), se ha instado a las participantes a que eligieran un LP (Gratis, Facturar, Contabilidad, Cuerpo, Placer, Límites, Mutualidad, Abundancias…etc.) y un objeto del top manta que ocupaba el espacio central del laboratorio. De la asociación del objeto y el LP, en grupos de 2 ó 3 personas, se han ido trabajando diferentes técnicas creativas para ir creando las herramientas.

    De esta manera, se ha generado un clima de pensamiento divergente y creativo, dando lugar al prototipado de un número de herramientas que pueden ayudar a una persona o colectivo emprendedor. ¿A qué? a manejar mejor sus tiempos productivos (y reproductivos), a cuidar y cuidarse (física, psicológica y relacionalmente) o a saber cómo incluir ciertos aspectos de cuidados en facturas o el precio final, entre otras. Así, el  Explimilán, el CuidaGo! o la EmotiLabel son algunas de las herramientas que compondrán la guía de trucos y remedios.

    Será un nuevo material pedagógico co-diseñado, que servirá sobre todo para coger conciencia, asentar narrativa y metáforas en torno a un emprendimiento que ponga la vida en el centro, y dotar de trucos y remedios que ayuden a cuidar la organización y gestión de los tiempos integrando tanto las tareas productivas y las reproductivas en el modelo de negocio.

    Personas intercambian con personas, inter-pertenecen

    Si lo importante son las personas, aquí se ha gozado de gran diversidad de cuerpos y mentes. Siendo unas 50 en total, en su mayoría mujeres, procedentes sobre todo de Bizkaia pero también de lugares geográficos como Donostia, Vitoria o Valencia entre otros. Un grupo compuesto por emprendedoras baserritarras, masajistas, politólogas, pasteleras, programadoras, periodistas, arquitectas, artistas, etc. así como técnicas y responsables de organismos, públicos y privados, implicadas en la orientación, formación e intermediación laboral como Fundación Novia Salcedo, Bilbao Ekintza, WorkLan, REAS Euskadi, Zurekin Emprende, HAZI y el equipo del Departamento de Empleo, Igualdad e Inclusión de la DFB.

    Hemos tenido la oportunidad de juntarnos personas inquietas y dispuestas a encontrar y compartir técnicas que nos ayuden a dar valor no sólo a los aspectos productivos del trabajo, sino también a los reproductivos. Visualizando conceptos y palabras invisibilizadas como placer, cuerpo, confianza, abundancias,… que no forman parte del sistema de intercambio monetario capitalista patriarcal, o que cuando lo hacen, siguen perpetuando una división sexual clara del trabajo y la precarización de la vida, en especial la de las mujeres. Éstos son todos los derivados de los cuidados (a una misma y las demás), los espacios de reflexión y participación o el trabajo de las emociones; todos ellos tan importantes para que los aspectos sí monetizados sean posibles (y la vida pueda seguir).

    Nos hemos juntado para co-crear y así lo hemos hecho, pero no menos importante, se ha facilitado un espacio de encuentro, de empatía y de intercambios en el que las personas pudieron comunicar sus necesidades, inquietudes, contradicciones, etc. comprobando que  muchas de ellas han resultado ser compartidas. Dentro de estas necesidades cabe resaltar el debate sobre qué responsabilidad deberían asumir las administraciones públicas con respecto a estos temas tan cotidianos en una realidad donde los recortes en Servicios Públicos van en aumento.

    Gracias a la existencia de estos espacios que, sin querer queriendo, cuidan a las personas que participan de ellos, se crean conexiones, sinergias, colaboraciones, amistades, hombros, codos y lazos entre las personas, dotando de un valor humano al proceso en el que están inmersas y permitiendo un guiño, una sonrisa, un abrazo, una colaboración o un regalo, ¡como esos deliciosos productos de Charamel, Bilbo Dulce, Goenaga y Jania que nos han ayudado a poner la vida en el centro!

    ¡Gracias a todas las personas que han pasado por el Laboratorio!

     

    1 comentario publicado "Vivir, Cuidar y Cobrar: tres marcos desde los que cocrear"

    Deja un comentario